AAAAAAAAAAAAAAAaaa

La disyuntiva en la selección peruana radica en que si en el Mundial de Rusia 2018 el técnico Ricardo Gareca hará jugar en el ataque a la dupla Paolo Guerrero y Jefferson Farfán.

Schruns, 07 de Junio, (ANDINA).- La disyuntiva en la selección peruana radica en que si en el Mundial de Rusia 2018 el técnico Ricardo Gareca hará jugar en el ataque a la dupla conformada por Paolo Guerrero y Jefferson Farfán, quienes ya actuaron juntos en algunos partidos, pero esa alternancia no fue continua.

Gareca probó este miércoles a la dupla Guerrero-Farfán en los entrenamientos en Schruns, Austria, para el amistoso con Suecia en Gotemburgo, el último ensayo antes del debut inca en Rusia 2018.

La última vez que alinearon juntos fue en el 0-0 ante Argentina en octubre del 2017 en La Bombonera, por las eliminatorias sudamericanas.

“Ellos han jugado juntos siempre, desde chiquititos en Alianza, de acuerdo con lo que me dicen. Se conocen de memoria, podrían jugar juntos sin ningún tipo de problema”, dijo a la prensa Gareca a principios de año.

“Nosotros hemos jugado juntoa desde chicos, nos conocemos muy bien, pero dependerá del ‘profe’ (Ricardo Gareca), acá no hay titulares ni suplentes”, acotó Paolo Guerrero sobre la eventualidad de jugar juntos en Rusia-2018.

Paolo Guerrero y Jefferson Farfán poseen una historia futbolística juntos, cuando se iniciaron en las canteras del club Alianza Lima, donde rápidamente llamaron la atención por su olfato de gol.

La vida los había unido ya antes de pisar un campo de fútbol. Compartieron las mismas aulas del colegio Los Reyes Rojos, ubicado en Barranco, que les otorgó una beca de estudios. El director del centro educativo era un directivo de Alianza Lima.

Las gambetas de Farfán y los goles de Paolo fueron un imán para los dirigentes en la década de 1990.

De su paso por la escuela, Farfán evoca con picardía un día que faltaron a clases a causa del fútbol.

“Teníamos un partido importante con Paolo, ese día debíamos asistir al colegio. Nos castigaron, pero nosotros estábamos felices porque jugamos fútbol”, rememoró Farfán estos días.

Debut en selección

La dupla vistió por primera vez las sedas de la selección peruana en un Sudamericano sub-17 el 2001, en Arequipa. El debut se selló con un empate (1-1) ante una Argentina que tenía entre sus filas a Carlos Tévez y Javier Mascherano.

En los Juegos Bolivarianos de ese año Perú ganó la medalla de oro en fútbol de la mano de Farfán y Guerrero.

Sus vidas cobraron un giro radical a partir de entonces. Guerrero emigró a Alemania donde debutó en el fútbol profesional jugando por el Bayern Múnich; en tanto que Farfán iniciaría su carrera en Alianza Lima, para luego emigrar al fútbol europeo.

Hacen historia

Guerrero, con 34 tantos, es el máximo goleador histórico de la selección; seguido por Teófilo Cubillas con 26 (diez de ellos en tres mundiales: México-1970, Argentina-1978 y España-1982) y Farfán con 25 goles.

El olfato goleador de Farfán lo llevó de las filas de Alianza Lima al PSV Eindhoven de Holanda, para luego pasar al Schalke 04 de Alemania, Al Jazira de Emiratos Árabes y el Lokomotiv de Rusia.

Por su parte, Paolo, que nunca jugó en primera división en Perú, saltó a Alemania, donde militó en el Bayern Múnich junto a Claudio Pizarro, y luego pasó al Hamburgo. El 2012 sorprendió al fichar en Brasil por el Corinthians y el Flamengo, donde está ahora.

Ver galeria de fotos
(Visitado 14 veces, 1 visitas hoy)