AAAAAAAAAAAAAAAaaa

El Poder Judicial dictó nueve meses de prisión preventiva para , violador y asesino confeso de una niña de 11 años.

Lima, 12 Febrero 2018, (ANDINA).- El Poder Judicial dictó nueve meses de prisión preventiva para César Augusto Alva Mendoza, violador y asesino confeso de una niña de 11 años en el distrito de San Juan de Lurigancho.

La decisión se tomó durante la audiencia realizada para analizar el pedido de la Tercera Fiscalía Provincial Mixta de San Juan de Lurigancho. La titular de Séptimo Juzgado Penal de SJL, María Esther Limas Uribe, tuvo a su cargo el caso.

Por medida de seguridad, la audiencia se ejecutó en la sede de la Dirincri, en la avenida España, donde Alva Mendoza se encuentra detenido desde el domingo pasado, luego que fuera capturado en la ciudad de Ica y traído a Lima.

Esta audiencia de más de cinco horas, se realizó en privado por tratarse de un caso de violación sexual y además por pedido de la familia de la víctima.

Inclusive, el padre de la pequeña, Jorge Vellaneda, llegó hasta la sede de la Dirincri, pero para expresar su sentir ante los medios de comunicación, y manifestar que no estará presente en la diligencia pues no tendría fuerzas para cruzarse, mirar o escuchar al delincuente que acabó con la vida de su niña.

El abogado de la familia de la pequeña, Julio Quintanilla, informó en un alto de la audiencia, que estaba probado que el acusado no sufre alteraciones mentales, que no estaba bajo la influencia de alguna droga al momento de cometer el crimen y que habían suficientes elementos probatorios de la comisión del delito, como el hallazgo de la bicicleta en la que el criminal se llevó a la niña.

Alva Mendoza es acusado de los delitos de secuestro y violación con subsecuente muerte, lo que supone una condena de cadena perpetua.

La niña fue secuestrada el pasado jueves 1 de febrero a la salida de un taller de verano que se realizaba en la comisaría policial de Canto Rey, en el distrito de San Juan de Lurigancho, y al día siguiente se encontraron sus restos carbonizados cerca del lugar.

La execrable conducta de Alva Mendoza generó el rechazo unánime de una sociedad que está harta de las agresiones contra los niños. Y esa indignación se tradujo en una multitudinaria marcha que se realizó en Lima y en otras ciudades del país, el jueves último.

Terminada la sesión, se esperaba que fuera trasladado a la carceleta del Poder Judicial, en Palacio de Justicia, pero por decisión de las autoridades penitenciarias, fue llevado directamente y sin mayor trámite al penal de Ancón más conocido como Piedras Gordas.

Ver galeria de fotos
(Visitado 15 veces, 1 visitas hoy)