Año del Buen Servicio al ciudadano.

Accesibilidad en el transporte público

Opinión de Guillermo Córdoba Santos. En pleno siglo XXI, no todas las estaciones del metro de Madrid cuentan con un ascensor. Si una persona con discapacidad vive cerca de una estación sin ascensor, tiene que desplazarse a otra estación.

Madrid, 17 Setiembre 2017, (Especial para El Informante Perú).- Silvia vive en una silla de ruedas. “Estoy así desde que me dio un ictus hace seis años”, cuenta. Silvia no puede valerse por sí misma. En casa, su marido la ayuda a realizar tareas tan cotidianas como comer, ducharse o ponerse la ropa. En la calle, empuja su silla de ruedas y ambos van juntos a hacer la compra o a dar un paseo, como una pareja normal. El problema llega cuando quieren desplazarse a algún lugar y quieren coger el metro.

La estación más cercana a su casa, Nueva Numancia, no está adaptada para personas con discapacidad. Esta estación no cuenta con un ascensor, lo que hace imposible que personas como Silvia puedan acceder al metro. “A veces llamamos a un taxi cuando vamos a algún sitio, o viene a recogernos algún amigo” cuenta Carlos, su marido.

En pleno siglo XXI, no todas las estaciones del metro de Madrid cuentan con un ascensor. Si una persona con discapacidad vive cerca de una estación sin ascensor, tiene que desplazarse a otra estación que cuente con él para poder coger el metro, o solicitar la ayuda de servicios más caros como el taxi. En internet, más de 90.000 personas han pedido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que haga accesible el metro de Madrid a través de la plataforma change.org.

Existen varias propuestas para mejorar la accesibilidad en el suburbano madrileño. Entre ellas, destacan rediseñar las escaleras actuales, incrementar el personal necesario para el mantenimiento de las instalaciones o equipar a las antiguas líneas con ascensores. El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) reclama una mayor inversión para mejorar las infraestructuras.

El transporte público debe ser un transporte accesible para todos. Las personas con discapacidad no pueden valerse por sí mismas, y necesitan la ayuda de otras personas para desplazarse, ir a hacer la compra o visitar a un amigo. Necesitan la ayuda del transporte público, para poder llegar a su destino de la forma más cómoda posible. En definitiva, merecen acceder a los mismos servicios que el resto de los ciudadanos.

(*) Guillermo Córdoba Santos. Periodista.
Twitter: @guillecordoba97

Ver galeria de fotos
(Visited 14 times, 1 visits today)

Deja un comentario