Año del Buen Servicio al ciudadano.

La vida de un niño azul

Día Mundial del Autismo

“Esta es la historia de mi hijo Fabio (botitas de cariño), nació un 31 de octubre del 2011, él es mellizo de mi princesa su hermanita Mariana, cuando ellos nacieron fueron la luz de nuestros ojos, toda nuestra familia se admiró de la llegada de los mellizos a casa, nunca nadie en la familia pasó por algo igual. Con el pasar del tiempo mi esposa Rosario comparaba el comportamiento de los mellizos y notaba retrasos en el desarrollo del aprendizaje de “Botitas”, al año y medio luego de tanta insistencia de ella, llevamos a Fabio a que un neurólogo pediátrico lo observe, ese mismo día supimos que se encuentra dentro del síndrome del espectro autismo (TEA). Cuando recibimos las noticia mi esposa y yo nos pusimos a llorar, recuerdo mucho las palabras del doctor, me dijo que debía luchar siempre, pues el 70% de los hogares que presentan hijos con este síndrome terminan separados, ese día entendí que nuestras vidas estaban marcadas para luchar.

Con el pasar de los días mi casa se convirtió en jardín de niños, los muebles fueron cambiados por bloques para armar y carritos de juguetes, sin contar con las muñecas de Mariana, nuestra otra hija. La continua lucha de mi esposa por buscar un centro de tratamiento para Fabio siempre fue constante hasta la fecha, todos los centro que dictan estas terapias son súper caros, no existe educación de bajos costos para las personas que presentan esta habilidad diferente, pasamos de un centro a otro para tratar de conseguir ver alguna mejora en Botitas, la cual es lenta.

Admiro la lucha de las mujeres que dejan todo por sus hijos, mi esposa dejo su vida para solo dedicarse a la educación de Fabio, verlo besarlo y que le dé tanto cariño es una satisfacción que no tiene precio, siempre el con sus rutinas y sus sonrisas al llegar de trabajo te sacan del mundo terrenal, su cariño es tan fuerte que te trasmite tranquilidad.
Ser padre de una persona con autismo es lo más grande que me haya podido pasar en la vida, concluyo este mensaje para todos los hombres que también tienen hijos con este síndrome, luchen hasta el final no se rindan nunca, no dejen que sus mujeres luchen esta batalla solas, vayan de la mano con ellas, acerquen a su familia que ellos los acompañen en esta lucha, día a día verán los cambio que presentaran sus hijos y familiares”.

Este es el vivo testimonio de un amigo, Alexander Bazán, su historia solo es una entre miles en el Perú y el mundo que a diario luchan contra los avatares de esta enfermedad que afecta a más de 70 millones de personas en el mundo, y se estima que uno de cada 300 niños en Latinoamérica es autista. Sin embargo a punta de fe, dedicación y sobre todo mucho amor; se logra darle vuelta a la adversidad.

Gracias a Austin Speaks, quien usó el azul como color corporativo desde el año 2010 se celebra todos los 2 de abril, el “Día Mundial de la Concientización del Autismo”, como una manera de visibilizar y sensibilizar a la sociedad sobre el autismo.

Un día para reflexionar y sentirnos más solidario con este tema y para lograr concientizar a las autoridades públicas de la salud, que todavía en el país, poco o nada se ha hecho para contrarrestar esta enfermedad.

Ver galeria de fotos
(Visited 21 times, 1 visits today)

Deja un comentario